Comenzó la construcción del nuevo Ionatí

En estos tiempos es raro escuchar que se abre un nuevo espacio educativo de excelencia, pero más raro es escuchar que se abre un espacio educativo de excelencia dentro de la comunidad.

Hoy tuvimos el agrado de participar del inicio de la obras del nuevo Jardín de infantes Ionatí, que gracias al esfuerzo de socios, comisión directiva, juventud, grupo de padres “creando lazos”, dirigentes, alumnos y a la comunidad educativa del Centro Hebreo Iona en su totalidad se pudo hacer realidad.

El acto se llevó a cabo en la calle Áraoz 264 en el barrio de Villa Crespo, contó con la presencia de distintos representantes de la comunidad judía y dirigentes del colegio, templo y departamento de juventud de la histórica institución de la calle Acevedo.

Durante la colocación de la piedra fundamental que da inicio a la obra, habló el presidente de la institución Javier Urevich, se procedió a la bendición de las frutas y al toque del shofar que caracteriza al mes de Elul. En particular, en la mañana de hoy se acercaron 8 tokea (shofaristas). Los alumnos de jardín de sala de 4 y 5 años, cantaron con mucha fuerza el himno de Ionatí.

No es cualquier momento

Las obras comienzan el día 2 de Elul de 5778. No es cualquier momento. Estamos al comienzo del último mes del año, un mes que tiene una importancia poco usual en la vida religiosa del pueblo judío. Esto es porque el mes de Elul está dedicado a la preparación espiritual para la llegada de los Iamim Noraim (los días de temor, que consisten en Rosh Hashana y Iom Kipur). Comenzando desde el segundo día de Rosh Jodesh Elul, el Shofar suena todos los días en la sinagoga después de la conclusión de los servicios matutinos (excepto en Shabbat). El sonido del Shofar es un llamado a despertar y hace de solemne recordatorio de que Iom Hadin (el Día del Juicio) se está acercando. En este mes de Elul, la persona judía hace un balance de su vida espiritual, de sus logros y sus fracasos, y da recompensas a D-os y las personas por los errores que cometió durante el año pasado. Se da caridad en abundancia. De esta manera antes de que comience el período de los Iamim Noraim, el judío que respeta el mensaje de Elul, experimenta una gran elevación espiritual en cada aspecto de su conducta. En el colegio los alumnos del jardín y colegio Centro Hebreo Iona escuchan el sonido del shofar todas las mañanas del mes de Elul.

Una Institución que apuesta al futuro, sin descuidar el presente

El Centro hebreo Ioná funciona en la calle Acevedo 276 desde el año 1913 como sinagoga, en 1967 se abrió la escuela Dr. Hertzl ofreciendo educación integral judía. Desde el 30 de Julio de 1979, el Centro Hebreo Ioná recibe un grupo de de “jóvenes pujantes” que abren el departamento de juventud.

Desde ese momento y hasta la actualidad, la institución de Villa Crespo es la única del barrio que ofrece educación judía contextualizada en su propia sinagoga.

Es una constante de esta institución el crecimiento y la búsqueda de más y mejores beneficios edilicios y de acompañamiento a la vida judía de sus orgullosos socios.

Al grito de un emocionado Ivrí anoji (¡Hebreo soy! – saludo Ionero) desde InfoShalom

felicitamos a la institución por este gran logro!